Ultimas Noticias

Nicolás Giovanini y su grupo visitaron el barrio de AMPIL

Días atrás, el referente del Frente Renovador en nuestra ciudad y parte de su grupo de trabajo, recorrieron el barrio de AMPIL, en la zona norte de El Trébol.

En la visita, dialogaron con los vecinos acerca del pedido que elevaron al Honorable Concejo Municipal, en el que solicitan colocar reductores de velocidad en ruta 13.

“Esto surge de un pequeño relevamiento que hicimos con los chicos y de ver que es un problema gravísimo que lamentablemente ha cobrado vidas en nuestra ciudad. Por eso, consideramos necesario formular un pedido de parte nuestra hacia el Concejo. Sabemos que es un tema muy difícil que se coloquen reductores de velocidad en la ruta y que las facultades quizás no son del Concejo ni de la Municipalidad, pero creemos que ellos tienen las herramientas para gestionarlo a quien corresponda, ya sea Vialidad o el gobierno provincial”, comenzó explicando Giovanini.

En continuado, añadió: “Gratamente, tuvimos respuesta del Concejo de que el tema lo están analizando. Nos consultaron acerca de si teníamos algún proyecto en vista y les manifestamos que la idea era que se busque alguna limitación a la velocidad de los vehículos, principalmente en el acceso norte, que es donde más la gente transita. Me sugirieron ver el tema de radares, al cual veo posible, pero creo que es una solución a medias, ya que con alguno que no respete y pase a alta velocidad, por ejemplo en horas de la madrugada, puede generarse el mismo peligro”.

¿Cuál fue la respuesta de la gente?

“Fue muy buena. La verdad que la gente nos recibió muy bien. Fue la primera vez que salimos a golpear las puertas de los vecinos para mostrarles nuestras ideas y para que nos conozcan un poco. Y con respecto a este tema, todos están a favor porque es una ruta que la transitan muchos”, dijo el futuro candidato a Concejal.

Única alternativa

“Luego de la curva del Aeroclub, donde está Vialidad y Maestranza, los mismos empleados deben cruzar la ruta. Me parece que es una idea que nos hace bien a todos. Si bien es complicada llevarla a cabo, conozco muchísimas ciudades que tienen reductores de velocidad en la ruta, como ser en San Jorge o María Juana o yendo para Córdoba casi todos los pueblos. Yo viajo mucho y todos sabemos que no nos gustan los ‘lomos de burro’, pero es lo único que nos hace frenar los vehículos”, se explayó el joven político local.

Objetivo claro

“El objetivo es que del grupo siempre surjan ideas. Lleguemos al Concejo o no, nosotros vamos a seguir trabajando para la ciudad porque para eso nos formamos. Por más que en la elección no entremos o no nos vaya bien, vamos a seguir trabajando y presentando pedidos y proyectos. Como fuerza política nueva que estamos creciendo, es nuestro deber hacer distintos tipos de relevamientos y acercar los pedidos de la gente al Concejo”, señaló.

Su grupo de trabajo

“Formamos un grupo que, si bien es bastante amplio en el número de personas, cuando hacemos reuniones somos varios. Yo a veces hablo con otros dirigentes o escucho de sus reuniones, por ahí les cuesta mucho. Por eso, le digo a mi grupo que tenemos que valorar lo que conseguimos porque no es fácil formar un grupo para la política que hoy está tan mal vista. De alguna manera, tenemos que tratar de que eso cambie, al menos a nivel local”, resaltó acerca de sus compañeros.

“Tenemos gente de todos los sectores y con diferentes ideologías, que han trabajado en anteriores campañas y que no. Hay gente nueva que está empezando ahora y todos tienen voz y voto en cada reunión. Los escuchamos, nos escuchamos, cada uno da su opinión y de ahí en más se toman las decisiones”, finalizó Giovanini.